Manos juntas y tejidos colectivos

22 June 2024|Jember Pico Castañeda

En la ciudad de Tulcán, en la frontera norte de Ecuador con Colombia, un grupo de quince mujeres procedentes de diferentes nacionalidades comparten un mismo espacio de protección; este espacio es la Casa de Acogida del Patronato San José. Allí, en el año 2019, comienza un camino conjunto.

Cada una de ellas cuenta su historia, tejida de miedos, sueños, hijas e hijos, sobrevivencias a diversas situaciones de violencias, incluso algunas circunstancias de persecuciones y necesidad de protección internacional.

En este tejido de encuentros y vidas, comienzan a abrirse nuevas posibilidades. Las primeras son una serie de capacitaciones técnicas sobre habilidades que les permitan construir nuevos comienzos. La siguiente es la construcción colectiva de un Plan de Acción Comunitaria – PAC, acompañadas por el Servicio Jesuita a Refugiados – JRS Ecuador.

La construcción de este PAC les permite identificar sus miedos y sus sueños, comprendiendo que, a pesar de sus diferentes orígenes, tienen en común muchas experiencias y anhelos. De esta manera, poco a poco, llegan a identificar tres ejes de un plan común: el psicosocial, el económico y el ambiental.

Uno de los propósitos del PAC es generar contactos estratégicos con instituciones para canalizar y facilitar la satisfacción de algunas de las necesidades del grupo. De esta manera, en el año 2020, sus autoras logran finalizar la formulación del PAC y presentarlo públicamente ante entidades públicas y privadas. Esto les permitió generar una serie de compromisos de parte de algunas de esas instituciones, para iniciar así una nueva etapa.

El primer paso de esa nueva etapa fue la salida de todas de la Casa de Acogida donde se conocieron y comenzaron su caminar. La mayoría de ellas logró identificar y rentar espacios para cada una de ellas y sus familias; otras, fueron trasladadas a otros lugares de protección en Ecuador. Diez mujeres de las que permanecieron en Tulcán decidieron continuar su caminar colectivo, y juntaron sus habilidades, sueños y necesidades para conformar la Asociación de Producción Alimenticia Manos Unidas Tejiendo Progreso – ASOPAMUTP.

ASOPAMUTP es un microemprendimiento asociativo que se especializa en producir y distribuir alimentos como pastelería, bocadillos, refrigerios, comida caliente y productos de limpieza. La producción la realizan las mismas mujeres en sus residencias, y la distribución también está bajo su responsabilidad y coordinación, especialmente con sus clientes, quienes les apoyan dando a conocer sus servicios.

Diana es actualmente la administradora de ASOPAMUTP en el 2022. Hace parte de la asociación desde el año 2020. Su experiencia en ella es tan significativa, que le permite afirmar: “a pesar de las cosas que nos pasan en cada hogar, llegamos allá, nos contamos, nos desahogamos y todo es tranquilidad. Es bonito”. El tejido de vidas y trabajo cotidiano, le permite soñar junto con sus compañeras; el sueño que ella tiene para la asociación es que “cada una haya logrado salir adelante, que podamos tener nuestra propia sucursal, porque ahora no nos alcanza, pero estamos en eso”.

Esta Asociación es el resultado de la unión de estas vidas, experiencias y sueños, y la forma cotidiana de dar respuesta al eje económico de su propio PAC, como una manera concreta de construir proyectos de vida personales y asociativos, para seguir procurando paso a paso la realización plena de sus vidas.

A partir de lo que han aprendido conjuntamente a nivel técnico, organizativo y de incidencia, quieren también aumentar la cantidad de mujeres que conforman la asociación e identificar un local comercial para abrir su propio restaurante. Lo que comenzó con difíciles pasos individuales, continúa ahora como nuevos pasos de compañía, trabajo mutuo y esperanza.